En el siglo XIX, antes de que cualquier científico lo consiguiera, Annie Besant y Charles Leadbeater afirmaron haber visto un átomo. Fue Leadbeater el que escribió un libro en 1909 titulado Química oculta, donde describía exhaustivamente y con gran precisión el aspecto de átomos individuales de diversos elementos que se le aparecieron al propio autor y, más tarde, a Besant. Al parecer, para ver estos átomos no emplearon un microscopio sino el “tercer ojo de la clarividencia.

 

Atomo Leadbeateratomo

Podéis ver el artículo completo aquí, “Los que vieron un átomo en el siglo XIX”