¿Eres de los que sólo creen en lo que pueden ver y tocar, de los que viven en la mente?

Las cosas más importantes de la vida no las podemos ver ni tocar pero sí sentir, ese es el que camino del corazón, el que nos ayuda a descubrir lo que no podemos ver con nuestros sentidos físicos.

Si te atreves a sentir la vida descubrirás que “nada es lo que parece”, conviértete en observador y permítete sentir, descubrirás entonces la belleza que subyace bajo cada forma, descubrirás la vida “sintiente“.  

El ritmo de la vida actual muchas veces nos mantiene en el pensamiento, vagando en la mente, organizando y gestionando nuestro tiempo de trabajo, familia….

Esta forma de pasar por la vida podríamos llamarla un sin vivir, un estar sin ser, sin sentir . De aquí llegamos fácilmente al  conocido “Ser o no Ser esa es la cuestión”, sin embargo la cuestión definitivamente está en Ser y Estar.

“Siéntete, sentir es vivir”. Maribel López